Actualidad USA
Actualidad USA
Noticias Guatemala
Noticias Guatemala
Recursos Migratorios
Recursos Migratorios
Comida de Guatemala
Comida de Guatemala
Historias de migrantes
Historias de migrantes
Horóscopo
Horóscopo
Fútbol
Fútbol
Internacionales
Internacionales
Servicios
Servicios
Actualidad USA
Actualidad USA
Noticias Guatemala
Noticias Guatemala
Recursos Migratorios
Recursos Migratorios
Comida de Guatemala
Comida de Guatemala
Historias de migrantes
Historias de migrantes
Horóscopo
Horóscopo
Fútbol
Fútbol
Internacionales
Internacionales
Servicios
Servicios
Jesús habla con Judas Iscariote en la Última Cena.

Martes Santo, esto significa este día en la Semana Santa

Dos hechos en la vida de Jesús de Nazaret son los que se recuerdan el Martes Santo. Esto tiene que ver con acciones de Judas Iscariote y Pedro.

Jerson Ramos
12 de abril, 2022 | 10:00 hs

La Semana Santa es un tiempo de reflexión para el mundo cristiano. Según la tradición, el Martes Santo es el día en el cual se conmemora el hecho de que Jesús de Nazaret anticipó a sus discípulos la traición de Judas y las negaciones que Pedro haría de él, sin haber mencionado sus nombres.

De acuerdo con las enseñanzas del Evangelio, en aquel tiempo Jesús dijo de manera profunda:

"Os aseguro que uno de vosotros me va a entregar".

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Según el relato, hubo entre los discípulos dudas acerca de quién sería la persona de la cual hablaba el maestro, y le preguntaron al respecto.

Entonces, Jesús dijo:

"Aquel a quien yo le dé este trozo de pan untado".

Después de haber untado el pan, lo entregó a Judas Iscariote, Hecho eso, Jesús le dijo:

"Lo que tienes que hacer hazlo en seguida".

Así, Judas Iscariote salió corriendo del recinto en el cual se desarrollaba lo que se conoce como la Última Cena.

Nadie entendió lo que hablaban Jesús y Judas Iscariote, pues la afirmación del maestro los había dejado atónitos a todos.

Jesús reprende a Pedro

Después de esa primera parte del relato, Jesús les dijo a los demás discípulos varias cosas, como que debía ir a un sitio en el cual no podía ser seguido por todos ellos.

Entonces Pedro le preguntó sobre el lugar al que afirmaba que iría y que estaba dispuesto a seguirlo a cualquier parte.

La respuesta que recibió fue:

"Adonde yo voy, no me puedes acompañar ahora. Me acompañarás más tarde".

Pedro no se quedó tranquilo con la respuesta que recibió y le dijo que lo seguiría a cualquier parte y que podría dar su vida para defenderlo.

Por eso, Jesús de Nazaret concluyó la plática diciendo:

"¿Con que darás tu vida por mí? Te aseguro que no cantará el gallo antes que me hayas negado tres veces".

SÍGUENOS EN
SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER