Actualidad USA
Actualidad USA
Noticias Guatemala
Noticias Guatemala
Recursos Migratorios
Recursos Migratorios
Comida de Guatemala
Comida de Guatemala
Historias de migrantes
Historias de migrantes
Horóscopo
Horóscopo
Fútbol
Fútbol
Internacionales
Internacionales
Servicios
Servicios
Actualidad USA
Actualidad USA
Noticias Guatemala
Noticias Guatemala
Recursos Migratorios
Recursos Migratorios
Comida de Guatemala
Comida de Guatemala
Historias de migrantes
Historias de migrantes
Horóscopo
Horóscopo
Fútbol
Fútbol
Internacionales
Internacionales
Servicios
Servicios

La magia de las posadas chapinas recorre las calles de Chicago

Comunidad chapina en Chicago cumple 19 años de llevar la posada, parte de la tradición navideña, a este Estados Unidos.

Llezica Xot
23 de diciembre, 2021 | 16:04 hs

El característico sonido de los chinchines y tortugas de las tradicionales posadas chapinas también alegran calles y avenidas de Chicago, en Illinois, en donde un grupo de guatemaltecos ha conservado la tradición por casi dos décadas. 

Desde la noche del 15 de diciembre hasta el jueves 23, los residentes del área norte y centro de la Ciudad de los Vientos viven momentos únicos y llenos de nostalgia al ver recorrer el belén, acompañado por niños y adultos, quienes con alegría van coreando tradicionales cantos. 

“En la actividad participan entre 50 y 100 personas, dependiendo del clima, pues ahora está haciendo mucho frío” explica Manuel Arenas, Presidente de la Sociedad Cívico Cultural Guatemala, organización que coordina la tradición. 

Posadas chapinas, su origen

De acuerdo con Arenas, quien llegó hace 50 años a Estados Unidos, la idea de realizar estos eventos surgió de la necesidad de promover a las nuevas generaciones la cultura y las costumbres de la Tierra del Quetzal. 

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

“La primera posada salió en 2002 por iniciativa de la guatemalteca Marta Herrera, quien estuvo al frente hasta su muerte hace algunos años”, recuerda el capitalino, quien vivió su infancia y juventud en la zona 6. 

La sociedad la integran chapines originarios de Salcajá, Quetzaltenango, Zacapa, Retalhuleu y la capital, quienes durante el año realizan varias actividades culturales con el objetivo de estar siempre cerca de la tierra donde guardan su corazón. 

Alegre convivencia

La posada, que es adornada con elementos representativos de Guatemala, como la bandera y algunos detalles típicos es traslada cada noche a diferentes residencias. Ahí la familia que la recibe ofrece ponche, tamales u otras meriendas para los invitados. 

“La convivencia es alegre. De acuerdo al lugar de origen, las familias preparan delicias típicas de sus regiones. La idea es que siempre sea una actividad guatemalteca que nos una como la comunidad que somos, siempre recordando nuestras raíces”, puntualiza Arenas. 


SÍGUENOS EN
SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER